Imprimir esta página
Martes, 09 July 2019 09:32

Nuestro CEO, Félix Muñoz, escribe en El País Retina sobre cryptojacking

El anonimato que caracteriza a las transacciones de estas criptomonedas, sumado a una mejor defensa por parte de organismos y empresas frente a ataques de ransomware, ha propiciado el surgimiento de esta nueva modalidad de robo virtual. 

Hoy recogemos en nuestra web un extracto del artículo, publicado en el diario El País el 8 de julio de 2019.

En primer lugar, vamos a ponernos en contexto. A principios de marzo de 2019, el valor del bitcoin superaba los 3.900 euros. La revalorización de este activo financiero, la mayor vista hasta el momento, ha conseguido que las criptomonedas sean consideradas como una divisa más.

Dado el éxito cosechado en los últimos años por bitcoin, han sido muchos los que han querido aprovechar la cadena de bloques para crear nuevas criptomonedas. Para ello, tan solo han tenido que aplicar leves modificaciones al algoritmo criptográfico —la base de su funcionamiento— y la política monetaria. Actualmente se calcula que existen alrededor de 700 diferentes, como ethereum, litecoin o ripple, las tres que más valor tienen en la actualidad tras bitcoin. La última y más sonada compañía en sumarse a esta tendencia ha sido Facebook, con el reciente anuncio de libra.

El anonimato que caracteriza a las transacciones de estas criptomonedas, sumado a una mejor defensa por parte de organismos y empresas frente a ataques de ransomware, ha propiciado el surgimiento de una nueva modalidad de robo virtual: el cryptojacking.

Esta práctica consiste en el uso ilegítimo de un dispositivo electrónico, sin el consentimiento o conocimiento del usuario, por parte de cibercriminales que aprovechan la capacidad de procesamiento y de cálculo de la tarjeta gráfica, de la memoria y del procesador para realizar el proceso de obtención de criptomonedas y hacerse con el total de las ganancias.

Los ciberdelincuentes recurren al uso de un malwareespecial, conocido como cryptominer, para entrar en equipos informáticos ajenos y robarles potencia. De esta manera, pueden ir cerrando bloques de forma mucho más rápida y, por tanto, reciben más criptomonedas como recompensa.

La práctica fraudulenta del cryptojacking ha ido incrementándose en los últimos meses, dando lugar a importantes robos de criptomonedas alrededor del mundo [...].

El artículo completo podéis leerlo en El País Retina.

Visto 325 veces

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra Política de Cookies.