Imprimir esta página
Jueves, 27 June 2019 12:25

Entra en vigor el nuevo Reglamento Europeo sobre la Ciberseguridad

Hoy, 27 de junio, entra en vigor el Reglamento (UE) 2019/881 del Parlamento Europeo y del Consejo de 17 de abril de 2019 (Cibersecurity Act) y nuestra experta Laura Burillo del área de Risk and Compliance nos cuenta cuales son los aspectos más relevantes y los principales objetivos de este Reglamento.

Hoy 27 de junio entra en vigor el Reglamento (UE) 2019/881 del Parlamento Europeo y del Consejo de 17 de abril de 2019 (Cibersecurity Act) cuyos dos objetivos principales son, de un lado, dar a ENISA (Agencia Europea para la Ciberseguridad, que pasa a llamarse Agencia de la Unión Europea para la Ciberseguridad), un papel más relevante en el ámbito de la ciberseguridad, estableciendo una serie de objetivos y tareas y; de otro, la creación de un marco común de certificación a nivel europeo, con la finalidad de garantizar un nivel adecuado de ciberseguridad de los productos, servicios y procesos de TIC en la UE, evitando la fragmentación del mercado interior. Esta nueva norma deroga el Reglamento (UE) 526/2013 (el Reglamento sobre Ciberseguridad).

Los ciberataques van en aumento y, además son cada vez más sofisticados. En una economía y sociedad cada vez más conectadas, somos más vulnerables a las ciberamenazas, y se requiere de un elevado nivel de protección. Sin embargo, mientras que los ciberataques a menudo son transfronterizos (y mundiales), las competencias de las autoridades de ciberseguridad y policiales, así como las respuestas políticas de las mismas, son mayoritariamente nacionales.

Esta situación hace necesaria una respuesta efectiva y coordinada para una gestión de crisis a escala de toda la Unión, basadas en políticas específicas y en instrumentos más amplios que propicien la solidaridad y la asistencia mutua en Europa mejorando la cooperación, el intercambio de información y la coordinación entre los Estados miembros y las instituciones, órganos y organismos de la Unión.

El Reglamento refuerza la posición de ENISA, con metas como alcanzar un alto nivel de ciberseguridad común en toda la Unión, mediante el apoyo a los Estados miembros, instituciones, órganos y organismos de la Unión en la mejora de la ciberseguridad; contribuir a reducir la fragmentación del mercado interior y evitar la duplicidad de las actividades de los Estados miembros teniendo en cuenta los conocimientos ya existentes de los países de la Unión, entre otros.

No te pierdas la publicación completa de nuestra experta en la revista Computing

¡Sigue leyendo!

Visto 258 veces

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra Política de Cookies.